Thank you for filling in the form.

Someone from our team will be in touch with you shortly.

Control de temperatura, humedad y movimiento de aire

Los ventiladores de alto volumen y baja velocidad (High-Volume, low-speed, HVLS) se han convertido en el estándar para el control ambiental de alta eficiencia y bajo costo en una amplia variedad de ámbitos comerciales e industriales. Mover grandes volúmenes de aire en el techo y el suelo de un edificio crea un entorno de trabajo más cómodo, seguro y productivo y, al mismo tiempo, mejora el control de la temperatura durante todo el año.

En un edificio, la humedad puede ser uno de los desafíos más grandes con el que debemos enfrentarnos todos los días. En 2010, la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) de los Estados Unidos calculó que la contaminación del aire interior, que puede ser causada por la humedad, les costó a las empresas $93 000 millones (€84 500 millones), con una pérdida de productividad de $73 000 a $87 000 millones (€66 000 a 79 000 millones).

El síndrome de transpiración de la losa (Sweating Slab Syndrome, SSS) ocurre cuando la humedad se desarrolla de manera intermitente en la superficie de una losa de hormigón interior, como el piso de un depósito. El SSS puede aumentar el pulido de la superficie de hormigón y plantear un riesgo grave para la seguridad de los trabajadores y las operaciones de manejo de materiales.

Algunos estudios muestran que mientras aumentan las temperaturas, la productividad disminuye con una diferencia de unos pocos grados de temperatura, lo cual tiene un impacto positivo (mientras más frío esté) o negativo (mientras más caliente esté). Agregue humedad a la ecuación y el nivel de comodidad de un edificio puede cambiar considerablemente. Con velocidades de aire de solo 2 a 3 millas por hora (3 a 5 km/h), un ventilador HVLS puede causar una caída en la temperatura de 7 a 11 grados (4 a 6 °C).

El síndrome del edificio enfermo (Sick Building Syndrome, SBS) es un término que se utiliza para describir situaciones en las que los ocupantes del edificio experimentan problemas graves de comodidad y salud que parecen estar relacionados con el tiempo que pasan en un edificio, aunque no se pueden identificar las causas específicas. El aire estancado y la presencia o la falta de humedad pueden ser contribuyentes principales del SBS. Al aumentar el movimiento del aire, los ventiladores HVLS pueden ayudar a disipar la humedad y dispersar las concentraciones de contaminantes aéreos.

La integridad del producto es fundamental para los resultados. El impacto o exceso de humedad en los equipos y en el inventario puede ocasionar grandes niveles de pérdidas de productos o tiempo de inactividad de fabricación. Los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (heating, ventilating, and air conditioning, HVAC) controlan la temperatura, pero un mayor flujo de aire es clave para controlar la condensación y la corrosión.

La solución de Rite. Ofrecemos una variedad de ventiladores HVLS para abordar los problemas de control ambiental y proporcionar una alternativa para otros ventiladores de suelo menos eficientes. Un solo ventilador puede cubrir áreas de hasta 22 000 pies cuadrados (2043 m²) y puede sustituir entre 10 y 20 ventiladores de suelo o ventiladores de techo más pequeños. Con algo para cada situación y necesidad, Rite-Hite fabrica ventiladores de cuatro y dos aspas y un modelo con montaje en el piso.

Mejorando la seguridad, protección y productividad industrial en todo el mundo con calidad e innovación